Nuestra parroquia es acogedora, ora, adora, celebra la liturgia, sirve a la comunidad con obras espirituales y materiales, comparte y disfruta en familia, se forma y estudia para ser Cuerpo Místico de Cristo que hace presente a Dios-Amor. Visítanos en la

Parroquia Cristo Redentor
Arquidiócesis de San Juan, Puerto Rico
Iglesia Católica, Apostólica y Romana

En Comunión
BOLETÍN PARROQUIAL DIGITAL


Domingo 26 del Tiempo Ordinario - Ciclo A
27 de septiembre de 2020




LITURGIA DE LA PALABRA

Para pertenecer al Reino de Dios es importante conocer la voluntad de Dios y hacerla. Hoy Jesús nos hace caer en cuenta del peligro de no poner en práctica la voluntad de Dios. Hay que buscarla atentamente y acogerla con prontitud. Hay que reconocer a los mensajeros que nos comunican el querer de Dios. No hay que repetir el comportamiento de las autoridades judías, quienes evitan tomar posición ante la pregunta que les hace Jesús para que no se delate la inconsistencia entre lo que profesan de boca y lo que hacen en la práctica, porque esto ya es una toma de posición contra la voluntad de Dios. Por último, hay siempre esperanza para el pecador: nadie que haya dicho que no y haya vivido mal se debe desesperar. No es decisiva la primera respuesta, lo importante es no permanece en ella, corregirse con una renovación de vida que se reconozca en un “actuar justo”. ¿Presto atención al llamado del Señor cada día? ¿Por qué a veces digo que sí, pero luego no hago lo que Dios me pide?




CONSEJO DE LA SEMANA

Para saber si perteneces a la comunidad parroquial hay que revisar ciertos indicadores. Uno de ellos es el interés que te tomas en conocer lo que sucede en la parroquia, en sus grupos y ministerios; por ejemplo, si lees el boletín semanal, visitas la página web, el canal de YouTube, las redes sociales de la parroquia, etc. y compartes luego esa información con familiares y amigos. Otro indicador es tu disponibilidad para compartir tu tiempo, talentos y tesoro con la parroquia; por ejemplo, si buscas el ministerio o actividad para servir y oras primero a ver lo que Dios te pide, si has hecho el compromiso económico con Dios de aportar fielmente en proporción a tus ingresos tanto a la parroquia como a obras como Cáritas, TeleOro, el Seminario, etc. Otro indicador en el modo en que te expresas sobre la parroquia, sus ministros y feligreses, tanto en público como en privado. Hay más, pero sería bueno comenzar por esto.




VIDA PARROQUIAL

Santa Misa dominical en el templo y por Zoom:
Cada domingo de 9:50 a 10:20 am P. Ángel comenta las lecturas de la Misa que preside P. Javier en nuestro templo parroquial a las 10:30 am. Tanto para los que asistan presencialmente como para los que se conecten por Zoom, las instrucciones para participar las encuentran aquí. Es indispensable reservar su espacio para poder participar presencialmente. La Misa se transmite en vivo por nuestro canal de YouTube y por Facebook.

Por el momento:
Fuera de la Misa dominical mantendremos cerrada la parroquia. Los Ministros de la Comunión y Pastoral de la Salud no estarán visitando a los enfermos e impedidos de asistir a la parroquia. El teléfono de la oficina parroquial (787-946-1999) lo contestará la secretaria desde su hogar. Enfermos o fieles que requieran algún sacramento llamarán al P. Javier a su celular directamente (939-428-0764) y él los atenderá. Pedimos que se mantengan atentos a nuestra página web donde tendremos la información más reciente sobre la vida parroquial.

Cada semana encuentran en YouTube y Facebook:
[1] el Cenáculo Mariano con Exposición del Santísimo los martes a las 4 pm
[2} la Hora Santa de Adoración los jueves a las 10 am
[3] la Santa Misa dominical que se transmite en vivo los domingos a las 10:30 am
Síganos en Facebook y suscríbase al canal de YouTube activando las notificaciones.

Para hacer su donativo:
[1] entregue su sobre al llegar a la Misa en el templo
[2] envíelo por correo a: Urb. El Paraíso, 140 Calle Ganges, San Juan, Puerto Rico 00926
[3] con tarjeta de crédito o PayPal, vaya a la página web de la parroquia y escoja Donar en el menú superior izquierdo, seleccione el concepto “Colectas Misas-Fondo general” y ponga su número de sobre en el campo de comentario
[4] con ATH Móvil, seleccione “Donar”, busque “pacrired” y ponga en el campo de “Mensaje” su número de sobre y el concepto del donativo (Colecta, Ofrenda por Misa, etc.)




INFORME ECONÓMICO
20 de septiembre de 2020

 Colecta de la semana - sueltos $1,118.15
 Colecta de la semana - sobres  572.00
 Donativos por medios electrónicos  325.00
 Tasas administrativas (Misas, Sacramentos, etc.)  30.00
 ACUMULADO ANUAL  
 Ingresos en lo que va del año  62,578.52
 Gastos (no incluye pagos de proyectos)   54,269.18
 Neto
 $8,309.34

Ante la merma de ingresos ocurrida en el Fondo Ordinario parroquial, por el cierre parcial de la Parroquia, los gastos se estuvieron cubriendo en parte con dineros del Fondo de Construcción y Mejoras. Los mismos se le están devolviendo en la medida que se van generando ingresos suficientes en el Fondo Ordinario.

 Gastos de proyectos en 2020  
 Compra de cisterna, incluyendo instalación  $3,517.00
 Pago final reparación vitral presbiterio templo  1,825.00
 Planos de arquitectura para mejoras al salón parroquial      2,075.00
 Total
 $7,417.00

NOTA: Durante los años 2018 y 2019 se hicieron pagos de proyectos ascendentes a $45,548.13. Se espera comenzar este año el proyecto de remodelación del salón parroquial y realizar también otras importantes mejoras.




SANTA MISA



Gloria

Gloria a Dios en el cielo,
y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor.

Por tu inmensa gloria te alabamos,
te bendecimos, te adoramos,
te glorificamos, te damos gracias,
Señor Dios, Rey celestial,
Dios Padre todopoderoso.
Señor, Hijo único, Jesucristo.

Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre;
tú que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros;
tú que quitas el pecado del mundo,
atiende nuestra súplica;
tú que estás sentado a la derecha del Padre,
ten piedad de nosotros;
porque sólo tú eres Santo,
sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo,
con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre.

Amén.



Primera lectura

Lectura del libro de Ezequiel (18, 25-28)

Así dice el Señor: «Comentáis: “No es justo el proceder del Señor.” Escuchad, casa de Israel: ¿es injusto mi proceder?, ¿o no es vuestro proceder el que es injusto? Cuando el justo se aparta de su justicia, comete la maldad y muere, muere por la maldad que cometió. Y cuando el malvado se convierte de la maldad que hizo y practica el derecho y la justicia, él mismo salva su vida. Si recapacita y se convierte de los delitos cometidos, ciertamente vivirá y no morirá.»

Palabra de Dios. (R. Te alabamos, Señor.)



Salmo
(24, 4bc-5. 6-7. 8-9 (R.: 6a))

Recuerda, Señor, que tu misericordia es eterna.

Señor, enséñame tus caminos,
instrúyeme en tus sendas:
haz que camine con lealtad;
enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador,
y todo el día te estoy esperando. R.

Recuerda, Señor, que tu ternura
y tu misericordia son eternas;
no te acuerdes de los pecados
ni de las maldades de mi juventud;
acuérdate de mí con misericordia, por tu bondad, Señor. R.

El Señor es bueno y es recto,
y enseña el camino a los pecadores;
hace caminar a los humildes con rectitud,
enseña su camino a los humildes. R.



Segunda lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Filipenses (2, 1-11)

Hermanos: Si queréis darme el consuelo de Cristo y aliviarme con vuestro amor, si nos une el mismo Espíritu y tenéis entrañas compasivas, dadme esta gran alegría: manteneos unánimes y concordes con un mismo amor y un mismo sentir. No obréis por rivalidad ni por ostentación, dejaos guiar por la humildad y considerad siempre superiores a los demás. No os encerréis en vuestros intereses, sino buscad todos el interés de los demás. Tened entre vosotros los sentimientos propios de Cristo Jesús. Él, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos. Y así, actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz. Por eso Dios lo levantó sobre todo y le concedió el «Nombre-sobre-todo-nombre»; de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra, en el abismo y toda lengua proclame: Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.

Palabra de Dios. (R. Te alabamos, Señor.)



Aleluya

Mis ovejas escuchan mi voz –dice el Señor– y yo las conozco, y ellas me siguen.



Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Mateo (21, 28-32)
(R. Gloria a ti, Señor.)

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: «¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: “Hijo, ve hoy a trabajar en la viña.” Él le contestó: “No quiero.” Pero después recapacitó y fue. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Él le contestó: “Voy, señor.” Pero no fue. ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?» Contestaron: «El primero.» Jesús les dijo: «Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia, y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. Y, aun después de ver esto, vosotros no recapacitasteis ni le creísteis.»

Palabra del Señor. (R. Gloria a ti, Señor Jesús.)



Credo

Credo de Nicea-Constantinopla

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios,
Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros, los hombres,
y por nuestra salvación
bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.

Amén.


Credo «de los Apóstoles»

Creo en Dios, Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.

Amén.



Santo

Santo, santo, santo es el Señor, Dios del universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosana en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosana en el cielo.



Cordero

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
danos la paz.



Comunión espiritual

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Pero como ahora no puedo recibirte sacramentado, ven espiritualmente a mi corazón.
(Pausa de adoración)
Como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno todo a Ti. No permitas, Señor, que jamás me separe de Ti. Amén.




ARTÍCULOS DE LA SEMANA


Contundente texto vaticano contra la eutanasia: aviso a políticos y religiosos indulgentes con ella
La Santa Sede ha publicado este martes la carta Samaritanus bonus de la Congregación para la Doctrina de la Fe centrada en el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de su vida. Un texto que ...
Seguir leyendo


«Tocar de nuevo a Jesús». La reflexión de un sacerdote que nos invita a volver a las iglesias
Pocas horas antes de la ceremonia de mi Ordenación Sacerdotal el entonces Prelado del Opus Dei nos recordó a los diáconos que estábamos preparándonos, que íbamos a ser curas sobre todo para acercar almas a Jesús ...
Seguir leyendo


¿Cómo no agobiarse? La respuesta de santa Teresa
¿Es posible no angustiarse ante una pandemia mortal que avanza? ¿Cómo no estremecerse ante la posibilidad de que nuestros seres queridos sufran y mueran? ¿Qué necesito para conservar la paz? Santa Teresa de Ávila ...
Seguir leyendo


Así puedes peregrinar y tener un retiro virtual en Tierra Santa
En octubre, mes dedicado tradicionalmente al Santo Rosario, el Centro Magdala ha organizado una peregrinación y retiro virtual completamente gratuito visitando los distintos lugares por los que pasó Jesús en Tierra Santa durante ...
Seguir leyendo


(Corto animado) ¿Qué hacer cuando el corazón grita pero Dios calla?
«Dios se compadece de nosotros, pero también nos fortalece en medio de nuestra debilidad y nuestras fracturas». Esta hermosa frase de Scott Hahn está llena de verdad. Luego de ver el video «A folden wish» (un deseo plegable) ...
Seguir leyendo




VÍDEOS DE LA SEMANA



Resumen de la catequesis del Papa
23 de septiembre de 2020



Jornada Mundial migrantes y refugiados
27 de septiembre de 2020



Desenmascarando la ideología de género



El ornato del altar



Ven Espíritu divino

Copyright © 2022 Parroquia Cristo Redentor
Urb. El Paraíso, 140 Calle Ganges, San Juan, Puerto Rico 00926
T. 787-946-1999   |   CE. pcr@arqsj.org   |  W. pacrired.org

               

NUESTROS MINISTROS

P. Ángel L. Ciappi, Párroco
T: 787-244-9546
CE: pangelciappi@arqsj.org


P. Ysidro Valero
T: 754-268-9347

Diácono José Báez

NUESTRA VISIÓN
Una familia acogedora donde por la fe, la esperanza y la caridad vivimos la comunión.

NUESTRA MISIÓN
«Alimentarnos de la Palabra para ser servidores de la Palabra» (San Juan Pablo II, NMI 40). Dejarnos «misericordiar» por Dios para ser misioneros de la misericordia (Papa Francisco).

Powered by Wild Apricot Membership Software