Nuestra parroquia es acogedora, ora, adora, celebra la liturgia, sirve a la comunidad con obras espirituales y materiales, comparte y disfruta en familia, se forma y estudia para ser Cuerpo Místico de Cristo que hace presente a Dios-Amor. Visítanos en la

Parroquia Cristo Redentor
Arquidiócesis de San Juan, Puerto Rico
Iglesia Católica, Apostólica y Romana

En Comunión
BOLETÍN PARROQUIAL DIGITAL


Primer Domingo de Adviento - Ciclo B
29 de noviembre de 2020




LITURGIA DE LA PALABRA

Cada año el Adviento comienza pidiéndonos que estemos vigilantes. Es la disposición con la que debemos vivir toda la vida, no sólo durante el Adviento. Pues el ser humano no puede alcanzar la plenitud y la felicidad si no es respondiendo a las llamadas que Dios le dirige a lo largo de toda su vida, llamadas a dejarse amar por Él y a corresponderle; llamadas que nos llegan por medio de la Palabra de Dios, de los acontecimientos de la vida, de las peticiones y necesidades de otros, y de las mociones del Espíritu Santo. Son siempre llamadas a entrar en una relación de entrega mutua, de comunión. ¿Y cómo desarrollamos la capacidad de reconocer a Dios y sus llamadas? Tenemos que dejarnos transformar por Él para ver las cosas como Él las ve, querer lo que Él quiere y aprender a confiar en su misericordia, sobre todo cuando humanamente no entendemos algo, para responderle como Él nos pide. ¿Y cómo nos dejamos transformar? Siguiendo el método que la Iglesia lleva dos mil años proponiendo con resultados garantizados cien por ciento y que iremos repasando y practicando a lo largo de este Adviento. Aprovechemos bien este tiempo para que Dios no nos siga encontrando dormidos, súper ocupados o súper entretenidos, sino atentos.




CONSEJO DE LA SEMANA

Si no lo has hecho todavía, apresúrate a preparar la corona de Adviento en tu hogar. Es tan sencillo de hacer y encierra un simbolismo tan hermoso. Debe ser el centro de la oración hogareña, donde la familia se reúne para orar diariamente como comunidad en espera y así preparar las venidas cotidianas de Cristo a nuestras vidas.




VIDA PARROQUIAL

Santa Misa dominical en el templo y por Zoom:
La Misa dominical con participación de fieles presidida por P. Javier se celebra los sábados a las 6:00 pm y los domingos a las 10:30 am. Los domingos se transmite por Zoom, precedida del comentario de las lecturas por P. Ángel de 9:50 a 10:20 am. Esta Misa se transmite también en vivo por nuestro canal de YouTube y por Facebook. Para participar el próximo fin de semana oprima en el día: sábado o domingo. Es indispensable reservar su espacio para poder participar presencialmente.

Por el momento:
Fuera de la Misa dominical mantendremos cerrada la parroquia. Los Ministros de la Comunión y Pastoral de la Salud no estarán visitando a los enfermos e impedidos de asistir a la parroquia. El teléfono de la oficina parroquial (787-946-1999) lo contestará la secretaria desde su hogar. Enfermos o fieles que requieran algún sacramento llamarán al P. Javier a su celular directamente (939-428-0764) y él los atenderá. Pedimos que se mantengan atentos a nuestra página web donde tendremos la información más reciente sobre la vida parroquial.

Cada semana encuentran en YouTube y Facebook:
[1] el Cenáculo Mariano con Exposición del Santísimo los martes a las 4 pm
[2} la Hora Santa de Adoración los jueves a las 10 am
[3] la Santa Misa dominical que se transmite en vivo los domingos a las 10:30 am
Sígannos en Facebook y suscríbanse al canal de YouTube activando las notificaciones.

Para hacer su donativo:
[1] entregue su sobre al llegar a la Misa en el templo
[2] envíelo por correo a: Urb. El Paraíso, 140 Calle Ganges, San Juan, Puerto Rico 00926
[3] con tarjeta de crédito o PayPal, vaya a la página web de la parroquia y escoja Donar en el menú superior izquierdo, seleccione el concepto “Colectas Misas-Fondo general” y ponga su número de sobre en el campo de comentario
[4] con ATH Móvil, seleccione “Donar”, busque “pacrired” y ponga en el campo de “Mensaje” su número de sobre y el concepto del donativo (Colecta, Ofrenda por Misa, etc.)





INFORME ECONÓMICO
22 de noviembre de 2020

 Colecta de la semana - sueltos $75.00
 Colecta de la semana - sobres  610.00
 Donativos por medios electrónicos (incluye $115 de donantes por sobre)  360.00
 Tasas administrativas (Misas, Sacramentos, etc.) 20.00
 Colecta anual Pro Desarrollo Humano  166.75
 ACUMULADO ANUAL  
 Ingresos en lo que va del año  73,939.82
 Gastos (no incluye pagos de proyectos)   68,282.39
 Neto
 $5,657.43

Ante la merma de ingresos ocurrida en el Fondo Ordinario parroquial, por el cierre parcial de la Parroquia, los gastos se estuvieron cubriendo en parte con dineros del Fondo de Construcción y Mejoras. Los mismos se le están devolviendo en la medida que se van generando ingresos suficientes en el Fondo Ordinario.

 Gastos de proyectos en 2020  
 Compra de cisterna, incluyendo instalación  $3,517.00
 Pago final reparación vitral presbiterio templo  1,825.00
 Planos de arquitectura para mejoras al salón parroquial      2,075.00
 Total
 $7,417.00

NOTA: Durante los años 2018 y 2019 se hicieron pagos de proyectos ascendentes a $45,548.13. Se espera comenzar este año el proyecto de remodelación del salón parroquial y realizar también otras importantes mejoras.




SANTA MISA



Canto de entrada

Ven, ven, Señor, no tardes,
Ven, ven, que te esperamos,
Ven, ven, Señor, no tardes,
Ven pronto, Señor.


El mundo muere de frío,
El alma perdió el calor,
los hombres no son hermanos,
el mundo no tiene amor.

Envuelto en sombría noche,
el mundo sin paz no ve,
buscando va una esperanza,
buscando, Señor, tu fe.

Al mundo le falta vida,
al mundo le falta luz,
al mundo le falta el cielo,
al mundo le faltas Tú.



Primera lectura

Lectura del libro de Isaías (63, 16c-17. 19c; 64, 2b-7)

Tú, Señor, eres nuestro padre,
tu nombre desde siempre es «nuestro Libertador».
¿Por qué nos extravías, Señor, de tus caminos,
y endureces nuestro corazón para que no te tema?
Vuélvete, por amor a tus siervos
y a las tribus de tu heredad.
¡Ojalá rasgases el cielo y descendieses!
En tu presencia se estremecerían las montañas.
«Descendiste, y las montañas se estremecieron».
Jamás se oyó ni se escuchó,
ni ojo vio un Dios, fuera de ti,
que hiciera tanto por quien espera en él.
Sales al encuentro
de quien practica con alegría la justicia
y, andando en tus caminos, se acuerda de ti.
He aquí que tu estabas airado
y nosotros hemos pecado.
Pero en los caminos de antiguo
seremos salvados.
Todos éramos impuros,
nuestra justicia era un vestido manchado;
todos nos marchitábamos como hojas,
nuestras culpas nos arrebataban como el viento.
Nadie invocaba tu nombre,
nadie salía del letargo para adherirse a ti;
pues nos ocultabas tu rostro
y nos entregabas al poder de nuestra culpa.
Y, sin embargo, Señor, tú eres nuestro padre,
nosotros la arcilla y tú nuestro alfarero:
todos somos obra de tu mano.

Palabra de Dios. (R. Te alabamos, Señor.)



Salmo
(79, 2ac y 3b. 15-16. 18-19 (R.: 4))

R.: Oh, Dios, restáuranos,
que brille tu rostro y nos salve.


Pastor de Israel, escucha;
tú que te sientas sobre querubines, resplandece;
despierta tu poder y ven a salvarnos. R.

Dios de los ejércitos, vuélvete:
mira desde el cielo, fíjate,
ven a visitar tu viña.
Cuida la cepa que tu diestra plantó,
y al hijo del hombre que tú has fortalecido. R.

Que tu mano proteja a tu escogido,
al hombre que tú fortaleciste.
No nos alejaremos de ti:
danos vida, para que invoquemos tu nombre. R.



Segunda lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios (1, 3-9)

Hermanos:
A vosotros gracia y paz de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.
Doy gracias a mi Dios continuamente por vosotros, por la gracia de Dios que se os ha dado en Cristo Jesús; pues en él habéis sido enriquecidos en todo: en toda palabra y en toda ciencia; porque en vosotros se ha probado el testimonio de Cristo, de modo que no carecéis de ningún don gratuito, mientras aguardáis la manifestación de nuestro Señor Jesucristo.
Él os mantendrá firmes hasta el final, para que seáis irreprensibles el día de nuestro Señor Jesucristo.
Fiel es Dios, el cual os llamó a la comunión con su Hijo, Jesucristo nuestro Señor.

Palabra de Dios. (R. Te alabamos, Señor.)



Aleluya

Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación.



Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Marcos (13, 33-37)
(R. Gloria a ti, Señor.)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Estad atentos, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento.
Es igual que un hombre que se fue de viaje, y dejó su casa y dio a cada uno de sus criados su tarea, encargando al portero que velara.
Velad entonces, pues no sabéis cuándo vendrá el señor de la casa, si al atardecer, o a medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer: no sea que venga inesperadamente y os encuentre dormidos.
Lo que os digo a vosotros, lo digo a todos: ¡Velad!».

Palabra del Señor. (R. Gloria a ti, Señor Jesús.)



Credo

Credo de Nicea-Constantinopla

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios,
Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros, los hombres,
y por nuestra salvación
bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.

Amén.


Credo «de los Apóstoles»

Creo en Dios, Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.

Amén.



Canto de presentación de los dones

En este mundo que Cristo nos da, hacemos la ofrenda del Pan.
El pan de nuestro trabajo sin fin y el vino de nuestro cantar.
Traigo ante Ti, nuestra justa inquietud: amar la justicia y la paz.

//Saber que vendrás, saber que estarás partiendo a los pobres tu pan. //

La sed de todos los hombres sin luz, la pena y el triste llorar.
El odio de los que mueren sin fe, Cansados de tanto luchar.
En la patena de nuestra oblación acepta la vida Señor.



Santo

Santo, santo, santo es el Señor, Dios del universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosana en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosana en el cielo.



Cordero

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
danos la paz.



Comunión espiritual

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Pero como ahora no puedo recibirte sacramentado, ven espiritualmente a mi corazón.
(Pausa de adoración)
Como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno todo a Ti. No permitas, Señor, que jamás me separe de Ti. Amén.



Canto de Comunión

Cerca de Ti Señor, yo quiero estar.
Tu grande eterno amor, quiero gozar.
Llena mi pobre ser, limpia mi corazón.
Hazme tu rostro ver en la aflicción.

Mi pobre corazón inquieto está.
Por esta vida voy, buscando paz.
Mas sólo Tú, Señor, la paz me puedes dar.
Cerca de Ti Señor, yo quiero estar.

Días feliz veré, creyendo en Ti.
En que yo habitaré, cerca de Ti.
Mi voz alabará, tu Santo nombre allí.
Y mi alma gozará, cerca de Ti.



Canto de despedida

//Cantemos, todos cantemos,
cantemos con entusiasmo,
cantemos al Rey del cielo
que pronto vendrá a salvarnos. //


Señor, tu pueblo te espera, te espera con alegría.
Preparándonos estamos, para cuando llegue el día.




ARTÍCULOS DE LA SEMANA


Un calendario de Adviento para rezar por la Vida
¡La palabra Adviento viene del latín adventus, que significa «llegada, advenimiento». El periodo de Adviento comienza el cuarto domingo anterior a Navidad. El inicio del Adviento marca también la entrada en un nuevo año litúrgico. El calendario de Adviento no es otra cosa que «una cuenta atrás» hasta la Navidad ...
Seguir leyendo


Papa Francisco: las situaciones "Covid19" y las tres soledades de mi vida
Publicamos un pasaje del libro "Ritorniamo a sognare" (Piemme, Volvemos a soñar) escrito por el Pontífice con el periodista Austen Ivereigh, estará en las librerías desde diciembre. El pasaje ha sido anticipado ...
Seguir leyendo


Papa Francisco exhorta a dedicar tiempo a la adoración
“La adoración es la oración que nos hace reconocer a Dios como inicio y final de toda la historia”, destacó el Papa Francisco al exhortar a los católicos a dedicar tiempo a adorar ...
Seguir leyendo


Argentina, Papa aborto: ¿Eliminar una vida para resolver un problema?
El Papa Francisco respondió una carta pública sobre el aborto que le enviaron mujeres de villas de la Ciudad y el Gran Buenos Aires. Y al responderles, propuso a la Argentina una reflexión que también sirve de respuesta a declaraciones que ...
Seguir leyendo




VÍDEOS DE LA SEMANA



Resumen catequesis del Papa
25 de noviembre de 2020



Videomensaje del Papa
Economía de Francisco, 21 de noviembre



Athenas - Música católica
Niño Dios

Copyright © 2022 Parroquia Cristo Redentor
Urb. El Paraíso, 140 Calle Ganges, San Juan, Puerto Rico 00926
T. 787-946-1999   |   CE. pcr@arqsj.org   |  W. pacrired.org

               

NUESTROS MINISTROS

P. Ángel L. Ciappi, Párroco
T: 787-244-9546
CE: pangelciappi@arqsj.org


P. Ysidro Valero
T: 754-268-9347

Diácono José Báez

NUESTRA VISIÓN
Una familia acogedora donde por la fe, la esperanza y la caridad vivimos la comunión.

NUESTRA MISIÓN
«Alimentarnos de la Palabra para ser servidores de la Palabra» (San Juan Pablo II, NMI 40). Dejarnos «misericordiar» por Dios para ser misioneros de la misericordia (Papa Francisco).

Powered by Wild Apricot Membership Software