Nuestra parroquia es acogedora, ora, adora, celebra la liturgia, sirve a la comunidad con obras espirituales y materiales, comparte y disfruta en familia, se forma y estudia para ser Cuerpo Místico de Cristo que hace presente a Dios-Amor. Visítanos en la

Parroquia Cristo Redentor
Arquidiócesis de San Juan, Puerto Rico
Iglesia Católica, Apostólica y Romana

En Comunión
BOLETÍN PARROQUIAL DIGITAL


Quinto Domingo de Pascua - Ciclo B
2 de mayo de 2021




LITURGIA DE LA PALABRA

Jesús nos dice en el evangelio de hoy que Él es la vid, nosotros los sarmientos y el Padre es el viñador. Los sarmientos no pueden dar fruto si no forman parte de la vid. Tampoco nosotros podemos dar fruto si no “permanecemos” en Cristo, es decir, si no vivimos en comunión con Él y nuestra vida es a la vez nuestra y de Él de modo que su obrar se manifiesta en nosotros. Por otro lado, el Padre es quien se ocupa de que la vid esté frondosa y produzca fruto abundante y de calidad. Para eso corta los sarmientos que no dan fruto y poda aquellos que dan fruto para que den más. Si hemos sido injertados en la vid por el Bautismo pero no damos fruto porque no dejamos que Dios obre en nosotros y por medio de nosotros, entonces seremos cortados de la vid. Pero si dejamos a Dios vivir y obrar en y por nosotros, entonces el Padre nos podará para hacernos cada vez más semejantes a su Hijo. Esto, sin duda, es doloroso, pero es la única manera de que demos fruto abundante. ¿Soy un sarmiento seco o viviente? ¿Me dejo podar para dar más fruto o me aferro celosamente a mi zona de confort?




CONSEJO DE LA SEMANA

Repasa como vives los medios que te permiten sostener la unión vital con Jesús, ser sarmiento vivo que da fruto: la oración y la Lectio divina diaria, el rezo diario del Rosario, la Eucaristía con comunión semanal, la adoración eucarística semanal, la confesión mensual, el estudio de la fe, el servicio generoso y desinteresado a quien no te puede corresponder, sobre todo a los necesitados en nuestra comunidad de fe. ¿Qué necesitas ajustar?




VIDA PARROQUIAL

Santa Misa dominical en el templo y por Zoom:
La Misa dominical con participación de fieles presidida por P. Javier se celebra los sábados a las 6:00 pm y los domingos a las 10:30 am. Los domingos se transmite por Zoom, precedida del comentario de las lecturas por P. Ángel de 9:50 a 10:20 am. Esta Misa se transmite también en vivo por nuestro canal de YouTube y por Facebook. Para participar el próximo fin de semana oprima en el día: sábado o domingo. Es indispensable reservar su espacio para poder participar presencialmente.

Por el momento:
Los Ministros de la Comunión y Pastoral de la Salud no estarán visitando a los enfermos e impedidos de asistir a la parroquia. El teléfono de la oficina parroquial (787-946-1999) lo contestará la secretaria desde su hogar. Enfermos o fieles que requieran algún sacramento llamarán al P. Javier a su celular directamente (939-428-0764) y él los atenderá. Pedimos que se mantengan atentos a nuestra página web donde tendremos la información más reciente sobre la vida parroquial.

Cada semana encuentran en YouTube y Facebook:
[1] el Cenáculo Mariano con Exposición del Santísimo los martes a las 4 pm
[2} la Hora Santa de Adoración los jueves a las 10 am
[3] la Santa Misa dominical que se transmite en vivo los domingos a las 10:30 am
Sígannos en Facebook y suscríbanse al canal de YouTube activando las notificaciones.

Para hacer su donativo:
[1] entregue su sobre al llegar a la Misa en el templo
[2] envíelo por correo a: Urb. El Paraíso, 140 Calle Ganges, San Juan, Puerto Rico 00926
[3] con tarjeta de crédito o PayPal, vaya a la página web de la parroquia y escoja Donar en el menú superior izquierdo, seleccione el concepto “Colectas Misas-Fondo general” y ponga su número de sobre en el campo de comentario
[4] con ATH Móvil, seleccione “Donar”, busque “pacrired” y ponga en el campo de “Mensaje” su número de sobre y el concepto del donativo (Colecta, Ofrenda por Misa, etc.)

Jueves Eucarísticos
La adoración eucarística presencial los jueves será ahora en horario de 4 a 6 pm con la celebración de la Santa Misa a las 6 pm. No es necesario reservar pero sí seguir en todo el protocolo.

Vigilia de Pentecostés
Celebraremos la Vigilia de Pentecostés el sábado 22 de mayo a las 7 pm. Se transmitirá por Zoom, YouTube y Facebook. Para participar presencialmente es necesario reservar su espacio, incluso si ha asistido a la Misa de 6 pm ese sábado.




INFORME ECONÓMICO
25 de abril de 2021

 Colecta de la semana - sueltos $111.00
 Colecta de la semana - sobres  850.00
 Donativos por medios electrónicos (incluye $195 de donantes por sobres)  429.00
 Tasas administrativas (Bautismos, Misas, Otros)  275.00
 Colecta Imperada Diocesana pro Seminario 203.00
 ACUMULADO ANUAL  
 Ingresos en lo que va del año  27,340.02
 Gastos (no incluye pagos de proyectos)   26,342.47
 Neto
 $997.55

Ante la merma de ingresos ordinarios recurrentes en el Fondo Ordinario parroquial, por el cierre parcial de la Parroquia, los gastos se han estado cubriendo, en parte, con dineros del Fondo de Construcción y Mejoras. Los mismos se devolverán cuando se generen ingresos suficientes en el Fondo Ordinario.

NOTA: Durante los años 2018, 2019 y 2020 se hicieron pagos de proyectos ascendentes a $52,965.13. Los proyectos de mejoras se reanudarán cuando las circunstancias así nos lo permitan.




SANTA MISA



Gloria

Gloria a Dios en el cielo,
y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor.

Por tu inmensa gloria te alabamos,
te bendecimos, te adoramos,
te glorificamos, te damos gracias,
Señor Dios, Rey celestial,
Dios Padre todopoderoso.
Señor, Hijo único, Jesucristo.

Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre;
tú que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros;
tú que quitas el pecado del mundo,
atiende nuestra súplica;
tú que estás sentado a la derecha del Padre,
ten piedad de nosotros;
porque sólo tú eres Santo,
sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo,
con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre.

Amén.



Primera lectura

Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles (9, 26-31)

En aquellos días, llegado Pablo a Jerusalén, trataba de juntarse con los discípulos, pero todos le tenían miedo, porque no se fiaban de que fuera discípulo.

Entonces Bernabé, tomándolo consigo, lo presentó a los apóstoles y él les contó cómo había visto al Señor en el camino, lo que le había dicho y cómo en Damasco había actuado valientemente en el nombre de Jesús.

Saulo se quedó con ellos y se movía con libertad en Jerusalén, actuando valientemente en el nombre del Señor. Hablaba y discutía también con los helenistas, que se propusieron matarlo. Al enterarse los hermanos, lo bajaron a Cesarea y lo enviaron a Tarso.

La Iglesia gozaba de paz en toda Judea, Galilea y Samaría. Se iba construyendo y progresaba en el temor del Señor, y se multiplicaba con el consuelo del Espíritu Santo.

Palabra de Dios. (R. Te alabamos, Señor.)



Salmo
(21, 26b-27, 28 y 30. 31-32 (R.: 26a))

El Señor es mi alabanza en la gran asamblea.

Cumpliré mis votos delante de sus fieles.
Los desvalidos comerán hasta saciarse,
alabarán al Señor los que lo buscan.
¡Viva su corazón por siempre! R.

Lo recordarán y volverán al Señor
hasta de los confines del orbe;
en su presencia se postrarán
las familias de los pueblos.
Ante él se postrarán los que duermen en la tierra,
ante él se inclinarán los que bajan al polvo. R.

Mi descendencia lo servirá;
hablarán del Señor a la generación futura,
contarán su justicia al pueblo que ha de nacer:
«Todo lo que hizo el Señor». R.



Segunda lectura

Lectura de la primera carta del apóstol san Juan (3, 18-24)


Hijos míos, no amemos de palabra y de boca, sino de verdad y con obras.

En esto conoceremos que somos de la verdad y tranquilizaremos nuestro corazón ante él, en caso de que nos condene nuestro corazón, pues Dios es mayor que nuestro corazón y lo conoce todo.

Queridos, si el corazón no nos condena, tenemos plena confianza ante Dios. Cuanto pidamos lo recibimos de él, porque guardamos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada.

Y este es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo, Jesucristo, y que nos amemos unos a otros, tal como nos lo mandó.

Quien guarda sus mandamientos permanece en Dios, y Dios en él; en esto conocemos que permanece en nosotros: por el Espíritu que nos dio.

Palabra de Dios. (R. Te alabamos, Señor.)



Aleluya

Permaneced en mí, y yo en vosotros —dice el Señor—;
el que permanece en mí da fruto abundante.



Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Juan (15, 1-8)
(R. Gloria a ti, Señor.)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

«Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento que no da fruto en mí lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto.

Vosotros ya estáis limpios por la palabra que os he hablado; permaneced en mí, y yo en vosotros.

Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.

Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ese da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden.

Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y se realizará.

Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos».

Palabra del Señor. (R. Gloria a ti, Señor Jesús.)



Credo

Credo de Nicea-Constantinopla

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios,
Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros, los hombres,
y por nuestra salvación
bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.

Amén.


Credo «de los Apóstoles»

Creo en Dios, Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.

Amén.



Santo

Santo, santo, santo es el Señor, Dios del universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosana en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosana en el cielo.



Cordero

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
danos la paz.



Comunión espiritual

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Pero como ahora no puedo recibirte sacramentado, ven espiritualmente a mi corazón.
(Pausa de adoración)
Como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno todo a Ti. No permitas, Señor, que jamás me separe de Ti. Amén.



Reina del Cielo

V. Reina del Cielo, ¡alégrate!, ¡aleluya!
R. Porque el Señor, a quien has merecido llevar, ¡aleluya!

V. Ha resucitado según su palabra, ¡aleluya!
R. Ruega al Señor por nosotros, ¡aleluya!

V. Gózate y alégrate, Virgen María, ¡aleluya!
R. Porque verdaderamente ha resucitado el Señor, ¡aleluya!

Oración
V. Oh Dios, que por la resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, te has dignado dar la alegría al mundo, concédenos que, por la intercesión de su Madre, la Virgen María, alcancemos los gozos de la vida eterna. Por el mismo Cristo, nuestro Señor.
R. Amén.




ARTÍCULOS DE LA SEMANA


¿Por qué Mayo es el mes de la Virgen María?
La primavera y la historia son dos motivos por los que en mayo se honra a María, aunque el motivo de celebrar a Nuestra Madre va más allá.
Seguir leyendo


El Papa impulsa el rezo del Rosario diario durante el mes de mayo
Desde el Vaticano, se anima a todos los fieles a que participen de esta iniciativa, para pedir especialmente a la Virgen por los afectados por la pandemia.
Seguir leyendo


Mes de Mayo – Historia del Rosario
El pueblo cristiano siempre ha sentido la necesidad de la mediación de María, Omnipotencia suplicante, canal de la gracia: se multiplican así a lo largo de los siglos las devociones marianas, tanto litúrgicas coma populares. Sin embargo ...
Seguir leyendo


Anuncian primer curso gratuito de formación sobre la Divina Misericordia
El tema de este primer curso es “Santa Faustina y la Eucaristía” y se desarrollará mediante tres conferencias que podrán seguirse a través de Youtube.
Seguir leyendo


Oraciones de los santos para invocar a san José, terror de los demonios
¿Sabías que san José es el único santo que ostenta el título de “Terror de los demonios”? Después de la Virgen María no hay santo a quien más teman los malos espíritus que a san José, el padre adoptivo de Jesús.
Seguir leyendo


10 cosas que las personas completamente vacunadas deben saber
Esto es lo que debes y no debes hacer después de la vacunación, según los expertos en salud.
Seguir leyendo




VÍDEOS DE LA SEMANA



Catequesis del Papa
Audiencia general del
28 de abril de 2021



Enrique Shaw: Papa Francisco aprueba
virtudes heroicas del empresario argentino



No tengas miedo: confía



La gran mentira de la eutanasia

Copyright © 2022 Parroquia Cristo Redentor
Urb. El Paraíso, 140 Calle Ganges, San Juan, Puerto Rico 00926
T. 787-946-1999   |   CE. pcr@arqsj.org   |  W. pacrired.org

               

NUESTROS MINISTROS

P. Ángel L. Ciappi, Párroco
T: 787-244-9546
CE: pangelciappi@arqsj.org


P. Ysidro Valero
T: 754-268-9347

Diácono José Báez

NUESTRA VISIÓN
Una familia acogedora donde por la fe, la esperanza y la caridad vivimos la comunión.

NUESTRA MISIÓN
«Alimentarnos de la Palabra para ser servidores de la Palabra» (San Juan Pablo II, NMI 40). Dejarnos «misericordiar» por Dios para ser misioneros de la misericordia (Papa Francisco).

Powered by Wild Apricot Membership Software