Nuestra parroquia es acogedora, ora, adora, celebra la liturgia, sirve a la comunidad con obras espirituales y materiales, comparte y disfruta en familia, se forma y estudia para ser Cuerpo Místico de Cristo que hace presente a Dios-Amor. Visítanos en la

Parroquia Cristo Redentor
Arquidiócesis de San Juan, Puerto Rico
Iglesia Católica, Apostólica y Romana

En Comunión
BOLETÍN PARROQUIAL DIGITAL


La Sagrada Familia: Jesús, María y José - Ciclo C
26 de diciembre de 2021




LITURGIA DE LA PALABRA

En la Misa de clausura del Encuentro mundial de las familias de 2015 en Filadelfia el Papa nos dio una bella catequesis sobre la familia. Meditemos algunas de sus palabras: «La familia tiene carta de ciudadanía divina. ¿Está claro? La carta de ciudadanía que tiene la familia se la dio Dios, para que en su seno creciera cada vez más la verdad, el amor y la belleza. […] Dios no quiso venir al mundo de otra forma que no sea por medio de una familia. Dios no quiso acercarse a la humanidad sino por medio de un hogar. Dios no quiso otro nombre para sí que llamarse Emmanuel (Mt 1,23), es el Dios-con-nosotros. Y este ha sido desde el comienzo su sueño, su búsqueda, su lucha incansable por decirnos: “Yo soy el Dios con ustedes, el Dios para ustedes”. Es el Dios que, desde el principio de la creación, dijo: “No es bueno que el hombre esté solo” (Gn 2,18a), y nosotros podemos seguir diciendo: No es bueno que la mujer esté sola, no es bueno que el niño, el anciano, el joven estén solos; no es bueno. Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y los dos no serán sino una sola carne (cf. Gn 2,24). Los dos no serán sino un hogar, una familia». ¿Tengo claro cual es mi misión dentro de mi familia?




CONSEJO DE LA SEMANA

El Papa Francisco en muchas ocasiones al hablar de la familia nos ha invitado a meditar sobre tres palabras. En su catequesis del 13 de mayo de 2015 nos decía: «(1) Permiso. Cuando nos preocupamos por pedir gentilmente eso que quizá creemos que merecemos, ponemos una defensa real en el espíritu de la convivencia matrimonial y familiar. (2) Gracias. Debemos ser intransigentes sobre la educación en la gratitud, en el reconocimiento: la dignidad de las personas y la justicia social pasan ambas por aquí. (3) Perdón. Palabra difícil, sí, pero también necesaria. Cuando falta, pequeñas grietas se engrandecen –aún sin quererlo– hasta convertirse en fosas profundas». Aprovecha estos días para repasar en tu oración cómo vives estas palabras en tu familia. Haz propósitos concretos y compártelos con los demás miembros de tu hogar.




VIDA PARROQUIAL

Santa Misa dominical con participación de fieles
P. Javier la preside el sábado a las 6:00 pm y el domingo a las 10:30 am. El domingo se transmite en vivo por nuestro canal de YouTube y por Facebook. Es indispensable reservar su espacio para poder participar presencialmente.

Misa, Cenáculo y Adoración presencial
Los martes luego de la Misa de 6 pm celebramos el Cenáculo Mariano. Los jueves desde las 4 pm celebramos la adoración eucarística concluyendo con la Misa de 6 pm. Los primeros viernes de mes celebramos la Misa a las 6 pm. Para asistir no es necesario reservar pero sí seguir el protocolo.

Cada semana
En YouTube y Facebook se estrena la Hora Santa de Adoración los jueves a las 10 am y se transmite en vivo la Santa Misa los domingos a las 10:30 am. También en YouTube los viernes se publica el comentario de P. Ángel a las lecturas del domingo.

Durante el tiempo de pandemia
Los Ministros de la Comunión y Pastoral de la Salud no estarán visitando a los enfermos e impedidos de asistir a la parroquia. El teléfono de la oficina parroquial (787-946-1999) lo contestará la secretaria desde su hogar. Enfermos o fieles que requieran algún sacramento llamarán al P. Javier a su celular directamente (939-428-0764) y él los atenderá. En nuestro sitio web tendremos la información más reciente sobre la vida parroquial.

Para hacer su donativo
[1] entregue su sobre al llegar a la Misa en el templo
[2] envíelo por correo a: Urb. El Paraíso, 140 Calle Ganges, San Juan, Puerto Rico 00926
[3] con tarjeta de crédito o PayPal, en el sitio web de la parroquia escoja Donar en el menú superior izquierdo, seleccione el concepto “Colectas Misas-Fondo general” y ponga su número de sobre en el campo de comentario
[4] con ATH Móvil, seleccione “Donar”, busque “pacrired” y ponga en el campo de “Mensaje” su número de sobre y el concepto del donativo (Colecta, Ofrenda por Misa, etc.)

Misas de precepto
El sábado 1, día de Año Nuevo, Solemnidad de Santa María Madre de Dios, el domingo 2 de enero y el jueves 6, Día de Reyes, celebraremos la Misa a las 10:30 am. El 6 de enero tendremos Hora Santa a las 9:30 am. No habrá Misa dominical el sábado por la tarde. Pueden reservar en el sitio web de la parroquia desde una semana antes.




INFORME ECONÓMICO
19 de diciembre de 2021

 Colecta de la semana - sueltos $662.00
 Colecta de la semana - sobres  485.00
 Donativos por medios electrónicos (incluye $15 de donantes por sobres)  159.00
 Tasas administrativas (Bautismos, Misas, Otros)  55.00
 Donativos especiales recibidos - Aguinaldo navideño 215.00
 Donativos por servicios funerarios .00
   
 ACUMULADO ANUAL  
 Ingresos en lo que va del año  89,098.33
 Gastos (no incluye pagos de proyectos)   76,839.82
 Proyectos 4,148.84
 Neto
 $8,109.67

Desde que comenzó la pandemia en el año 2020 la merma de ingresos ordinarios ha sido cubierta con dineros del Fondo de Construcción y Mejoras. Los mismos se devolverán según se generen ingresos suficientes en el Fondo Ordinario.

Durante los años 2018 al presente se han hecho pagos de proyectos ascendentes a $57,113.97.




SANTA MISA



Gloria

Gloria a Dios en el cielo,
y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor.

Por tu inmensa gloria te alabamos,
te bendecimos, te adoramos,
te glorificamos, te damos gracias,
Señor Dios, Rey celestial,
Dios Padre todopoderoso.
Señor, Hijo único, Jesucristo.

Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre;
tú que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros;
tú que quitas el pecado del mundo,
atiende nuestra súplica;
tú que estás sentado a la derecha del Padre,
ten piedad de nosotros;
porque sólo tú eres Santo,
sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo,
con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre.

Amén.



Primera lectura

Lectura del libro del Eclesiástico (3, 2-6. 12-14)

El Señor honra más al padre que a los hijos y afirma el derecho de la madre sobre ellos.

Quien honra a su padre expía sus pecados, y quien respeta a su madre es como quien acumula tesoros.

Quien honra a su padre se alegrará de sus hijos y, cuando rece, será escuchado.

Quien respeta a su padre tendrá larga vida, y quien honra a su madre obedece al Señor.

Hijo, cuida de tu padre en su vejez y durante su vida no le causes tristeza.

Aunque pierda el juicio, sé indulgente con él, y no lo desprecies aun estando tú en pleno vigor.

Porque la compasión hacia el padre no será olvidada y te servirá para reparar tus pecados.

Palabra de Dios. (R. Te alabamos, Señor.)



Salmo
(127, 1bc-2. 3. 4-5 (R.: cf. 1bc))

R.: Dichosos los que temen al Señor y siguen sus caminos.

Dichoso el que teme al Señor
y sigue sus caminos.
Comerás del fruto de tu trabajo,
serás dichoso, te irá bien. R.

Tu mujer, como parra fecunda,
en medio de tu casa;
tus hijos, como renuevos de olivo,
alrededor de tu mesa. R.

Esta es la bendición del hombre
que teme al Señor.
Que el Señor te bendiga desde Sion,
que veas la prosperidad de Jerusalén
todos los días de tu vida. R.



Segunda lectura

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Colosenses (3, 12-21)

Hermanos:

Como elegidos de Dios, santos y amados, revestíos de compasión entrañable, bondad, humildad, mansedumbre, paciencia.

Sobrellevaos mutuamente y perdonaos, cuando alguno tenga quejas contra otro.

El Señor os ha perdonado: haced vosotros lo mismo.

Y por encima de todo esto, el amor, que es el vínculo de la unidad perfecta.

Que la paz de Cristo reine en vuestro corazón: a ella habéis sido convocados en un solo cuerpo.

Sed también agradecidos. La Palabra de Cristo habite entre vosotros en toda su riqueza; enseñaos unos a otros con toda sabiduría; exhortaos mutuamente.

Cantad a Dios, dando gracias de corazón, con salmos, himnos y cánticos inspirados.

Y todo lo que de palabra o de obra realicéis, sea todo en nombre de Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.

Mujeres, sed sumisas a vuestros maridos, como conviene en el Señor. Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.

Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, que eso agrada al Señor. Padres, no exasperéis a vuestros hijos, no sea que pierdan el ánimo.

Palabra de Dios. (R. Te alabamos, Señor.)



Aleluya

La paz de Cristo reine en vuestro corazón;
la Palabra de Cristo habite entre vosotros en toda su riqueza.



Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (2, 41-52)
(R. Gloria a ti, Señor.)

Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén por la fiesta de la Pascua.

Cuando Jesús cumplió doce años, subieron a la fiesta según la costumbre y, cuando terminó, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo supieran sus padres.

Estos, creyendo que estaba en la caravana, anduvieron el camino de un día y se pusieron a buscarlo entre los parientes y conocidos; al no encontrarlo, se volvieron a Jerusalén buscándolo.

Y sucedió que, a los tres días, lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que le oían quedaban asombrados de su talento y de las respuestas que daba.

Al verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre:

«Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Tu padre y yo te buscábamos angustiados».

Él les contestó:

«¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en las cosas de mi Padre?».

Pero ellos no comprendieron lo que les dijo.

Él bajó con ellos y fue a Nazaret y estaba sujeto a ellos.

Su madre conservaba todo esto en su corazón.

Y Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres.

Palabra del Señor. (R. Gloria a ti, Señor Jesús.)



Credo

Credo de Nicea-Constantinopla

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios,
Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros, los hombres,
y por nuestra salvación
bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.

Amén.


Credo «de los Apóstoles»

Creo en Dios, Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.

Amén.



Santo

Santo, santo, santo es el Señor, Dios del universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosana en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosana en el cielo.



Cordero

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
danos la paz.



Comunión espiritual

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Pero como ahora no puedo recibirte sacramentado, ven espiritualmente a mi corazón.
(Pausa de adoración)
Como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno todo a Ti. No permitas, Señor, que jamás me separe de Ti. Amén.




ARTÍCULOS DE LA SEMANA


¿Cómo vivir la Navidad? – Fiesta de amor y libertad
El niño débil e indefenso de Belén, es Dios. No nació para buscar conflictos con el poder romano ni con la tiranía de quienes se creían intérpretes infalibles de la Ley, pero no se achantó ante el error, la fuerza del mal ni la injusticia. Traía la verdad, el bien, la luz y la paz que el mundo necesita.
Seguir leyendo


De Nazaret a Belén: el agotador viaje de María y José
Para poder traer al mundo a Jesús en Belén y cumplir las profecías del Antiguo Testamento, María y José debieron afrontar unas duras pruebas.
Seguir leyendo


¿A quién molesta la Navidad?
Si alguien se siente molesto por la presencia de motivos religiosos navideños es porque, quizá tiene un problema, una auténtica enfermedad de nuestros días: la intolerancia.
Seguir leyendo


Scott Hahn: por qué la religión es la única capaz de frenar la crisis de la civilización occidental
Para el filósofo y teólogo Scott Hahn, bendecir la mesa, afirmar que un hombre o una mujer lo serán toda la vida o incluso la misma fe son hechos cada vez más perseguidos. En Es justo y necesario (Palabra), argumenta que esta nueva persecución comienza al asumir la fe como algo privado y que los cristianos solo tienen una forma de defenderse: aceptar que “el futuro de la civilización depende de la religión verdadera”.
Seguir leyendo


Andrea Bocelli: «La fe es el centro de gravedad en mi vida», pero «no se adquiere a coste cero»
Andrea Bocelli es uno de los músicos más admirados y queridos del panorama internacional abriendo al público general un género musical en el que él destaca como tenor. De este modo, a este artista italiano se le ha podido ver actuar en grandes escenarios, con artistas del pop o incluso interpretando el himno de la Champions League en una final.
Seguir leyendo


Conoce a Hallow, la App con oraciones y meditaciones católicas guiadas en español
Recientemente fue lanzada la versión en español de “Hallow”, una popular app de oración y meditación que tiene como objetivo ayudar a profundizar la fe de los católicos a través de la oración guiada por audio, el sueño, lecturas bíblicas, meditaciones y música.
Seguir leyendo


El Oficio de Lectura, ¿qué es?
Descubre una parte de la Liturgia de las Horas que contiene la sabiduría milenaria de la Iglesia católica.
Seguir leyendo


La historia de la “monja digital” que revolucionó la evangelización desde su claustro
Recientemente, volvió a hacerse viral la historia de sor Catherine Wybourne, una monja de clausura benedictina que sabe aprovechar el potencial que ofrece el internet para evangelizar más allá de las puertas de su convento.
Seguir leyendo




VÍDEOS DE LA SEMANA



Resumen de la catequesis del Papa
Audiencia general
22 de diciembre de 2021



Vaticano expone espectacular colección
de más de 100 pesebres navideños



Un nacimiento ha cambiado la Historia
y no es el tuyo - FELIZ NAVIDAD



Villancico 2021
En los brazos de un carpintero
Coro de Tajamar con el colegio Cambrils



Visitación de María a Isabel
Lectio de Lucas 1,39-45
(Evangelio del domingo pasado)
P. Fidel Oñoro, cjm

Copyright © 2022 Parroquia Cristo Redentor
Urb. El Paraíso, 140 Calle Ganges, San Juan, Puerto Rico 00926
T. 787-946-1999   |   CE. pcr@arqsj.org   |  W. pacrired.org

               

NUESTROS MINISTROS

P. Ángel L. Ciappi, Párroco
T: 787-244-9546
CE: pangelciappi@arqsj.org


P. Ysidro Valero
T: 754-268-9347

Diácono José Báez

NUESTRA VISIÓN
Una familia acogedora donde por la fe, la esperanza y la caridad vivimos la comunión.

NUESTRA MISIÓN
«Alimentarnos de la Palabra para ser servidores de la Palabra» (San Juan Pablo II, NMI 40). Dejarnos «misericordiar» por Dios para ser misioneros de la misericordia (Papa Francisco).

Powered by Wild Apricot Membership Software