Nuestra parroquia es acogedora, ora, adora, celebra la liturgia, sirve a la comunidad con obras espirituales y materiales, comparte y disfruta en familia, se forma y estudia para ser Cuerpo Místico de Cristo que hace presente a Dios-Amor. Visítanos en la

Parroquia Cristo Redentor
Arquidiócesis de San Juan, Puerto Rico
Iglesia Católica, Apostólica y Romana

En Comunión
BOLETÍN PARROQUIAL DIGITAL


Domingo 20 del Tiempo Ordinario - Ciclo C
14 de agosto de 2022




LITURGIA DE LA PALABRA

En el evangelio de hoy Jesús emplea la imagen del fuego para describir la misión que el Padre le ha encomendado realizar. El fuego es una imagen muy utilizada en la Biblia. El fuego purifica, destruye lo que no tiene consistencia o está muerto –como la paja o las hojas secas–, ilumina –como las lenguas de fuego de Pentecostés–, da calor –que permite conservar la vida en el frío extremo–. Jesús también emplea la imagen del bautismo. Bautizar es una palabra que nos llega del griego y que significa sumergir. Cristo va a ser sumergido en la prueba de su Pasión, Muerte y Resurrección. Como sucede en el bautismo con agua por inmersión, que simboliza el morir (al sumergirse bajo el agua) y el renacer a la vida (al emerger del agua), así el bautismo que Jesús va a vivir le llevará a una nueva vida en la que su Humanidad Santísima va a participar de la vida divina. ¿Siento como un fuego la misión que Cristo me ha encomendado de llevar a todos la Buena Nueva del amor de Dios? ¿Estoy dispuesto a que mi vida sea un bautismo que por medio de las pruebas me lleve a morir a una existencia meramente humana y me abra a recibir la plenitud de la vida divina? De ser así, esto hará que inevitablemente surja la división entre los que a mi alrededor acogen la propuesta de Dios y los que la rechazan, incluso en mi misma familia.




CONSEJO DE LA SEMANA

Te invito a conocer y vivir más plenamente la Santa Misa para que de tu participación obtengas el máximo fruto. Durante la recitación del Credo o Profesión de fe, las palabras “y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre” se pronuncian con la cabeza ligeramente inclinada hacia adelante, en señal de respeto y agradecimiento a Dios por el increíble amor que nos mostró al hacerse hombre en la Encarnación. Ayúdate de este gesto.




VIDA PARROQUIAL

Misa dominical
Celebramos la Misa dominical con participación de fieles los sábados a las 6 pm y los domingos a las 10:30 am. Los domingos se transmite en vivo por nuestro canal de YouTube y por Facebook.

Misa ferial, Cenáculo y Adoración
Los martes luego de la Misa de 6 pm celebramos el Cenáculo Mariano. Los jueves desde las 4 pm celebramos la adoración eucarística concluyendo con la Misa de 6 pm. Los viernes celebramos la Misa a las 6 pm.

Internet
En YouTube y Facebook se estrena la Hora Santa de Adoración los jueves a las 10 am y se transmite en vivo la Santa Misa los domingos a las 10:30 am. También en YouTube desde los lunes se publica el comentario de P. Ángel a las lecturas del domingo. En nuestro sitio web tendremos la información más reciente sobre la vida parroquial.

Oficina
La oficina parroquial (787-946-1999) está abierta martes y jueves de 3:00 a 5:00 pm.

Para hacer su donativo
[1] deposite su sobre en la urna a la entrada del templo o en la canasta al momento de la colecta
[2] envíelo por correo a: Urb. El Paraíso, 140 Calle Ganges, San Juan, Puerto Rico 00926
[3] use tarjeta de crédito o PayPal; en el sitio web de la parroquia escoja Donar en el menú superior izquierdo, seleccione el concepto, por ejemplo “Colectas Misas-Fondo general”, y ponga su número de sobre en el campo de comentario
[4] use ATH Móvil; seleccione “Donar”, busque “pacrired” y ponga en el campo de “Mensaje” su número de sobre y el concepto del donativo (Colecta, Ofrenda por Misa, etc.)




INFORME ECONÓMICO
Mes finalizado el 31 de julio de 2022

 Colecta de la semana - sueltos $1,756.00 
 Colecta de la semana - sobres  3,225.00 
 Donativos por medios electrónicos  772.48 
 Donativos por medios electrónicos - sobres  501.37 
 Ofrendas especiales 250.00 
 Ofrendas funciones parroquiales 400.00 
 Tasas administrativas (Bautismos, Misas, Otros)  346.00 
 Venta de El Visitante 60.00 
 Arrendamiento de local 100.00 
 Colecta imperada diocesana - Óbolo de San Pedro  10.00 
 Urna - Cáritas parroquial  5.00 
 Fondo Construcción y mejoras  50.00 
   
 ACUMULADO ANUAL  
 Ingresos  54,016.76 
 Gastos   51,538.86 
 Proyectos 7,101.48 
 Neto
 (4,563.58)
 FONDO CÁRITAS PARROQUIAL - ACUMULADO ANUAL  
 Ingresos  60.00 
 Gastos   0.00 
 Neto
 60.00 




SANTA MISA



Gloria

Gloria a Dios en el cielo,
y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor.

Por tu inmensa gloria te alabamos,
te bendecimos, te adoramos,
te glorificamos, te damos gracias,
Señor Dios, Rey celestial,
Dios Padre todopoderoso.
Señor, Hijo único, Jesucristo.

Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre;
tú que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros;
tú que quitas el pecado del mundo,
atiende nuestra súplica;
tú que estás sentado a la derecha del Padre,
ten piedad de nosotros;
porque sólo tú eres Santo,
sólo tú Señor, sólo tú Altísimo, Jesucristo,
con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre.

Amén.



Primera lectura

Lectura del libro de Jeremías (38, 4-6. 8-10)

En aquellos días, los dignatarios dijeron al rey:

«Hay que condenar a muerte a ese Jeremías, pues, con semejantes discursos, está desmoralizando a los soldados que quedan en la ciudad y al resto de la gente. Ese hombre no busca el bien del pueblo, sino su desgracia».

Respondió el rey Sedecías:

«Ahí lo tenéis, en vuestras manos. Nada puedo hacer yo contra vosotros».

Ellos se apoderaron de Jeremías y lo metieron en el aljibe de Malquías, príncipe real, en el patio de la guardia, descolgándolo con sogas. Jeremías se hundió en el lodo del fondo, pues el aljibe no tenía agua.

Ebedmélec abandonó el palacio, fue al rey y le dijo:

«Mi rey y señor, esos hombres han tratado injustamente al profeta Jeremías al arrojarlo al aljibe, donde sin duda morirá de hambre, pues no queda pan en la ciudad».

Entonces el rey ordenó a Ebedmélec el cusita:

«Toma tres hombres a tu mando y sacad al profeta Jeremías del aljibe antes de que muera».

Palabra de Dios. (R. Te alabamos, Señor.)



Salmo
(39, 2. 3. 4. 18 (R.: 14b))

R.: Señor, date prisa en socorrerme.

Yo esperaba con ansia al Señor;
él se inclinó y escuchó mi grito. R.

Me levantó de la fosa fatal,
de la charca fangosa;
afianzó mis pies sobre roca,
y aseguró mis pasos. R.

Me puso en la boca un cántico nuevo,
un himno a nuestro Dios.
Muchos, al verlo, quedaron sobrecogidos
y confiaron en el Señor. R.

Yo soy pobre y desgraciado,
pero el Señor se cuida de mí;
tú eres mi auxilio y mi liberación:
Dios mío, no tardes. R.



Segunda lectura

Lectura de la carta a los Hebreos (12, 1-4)

Hermanos:

Teniendo una nube tan ingente de testigos, corramos, con constancia, en la carrera que nos toca, renunciando a todo lo que nos estorba y al pecado que nos asedia, fijos los ojos en el que inició y completa nuestra fe, Jesús, quien, en lugar del gozo inmediato, soportó la cruz, despreciando la ignominia, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios.

Recordad al que soportó tal oposición de los pecadores, y no os canséis ni perdáis el ánimo.

Todavía no habéis llegado a la sangre en vuestra pelea contra el pecado.

Palabra de Dios. (R. Te alabamos, Señor.)



Aleluya

Mis ovejas escuchan mi voz —dice el Señor—,
y yo las conozco, y ellas me siguen.



Evangelio

Lectura del santo evangelio según san Lucas (12, 49-53)
(R. Gloria a ti, Señor.)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

«He venido a prender fuego a la tierra, ¡y cuánto deseo que ya esté ardiendo! Con un bautismo tengo que ser bautizado, ¡y qué angustia sufro hasta que se cumpla!

¿Pensáis que he venido a traer paz a la tierra? No, sino división.

Desde ahora estarán divididos cinco en una casa: tres contra dos y dos contra tres; estarán divididos el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra su nuera y la nuera contra la suegra».

Palabra del Señor. (R. Gloria a ti, Señor Jesús.)



Credo

Credo de Nicea-Constantinopla

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios,
Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros, los hombres,
y por nuestra salvación
bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.

Amén.


Credo «de los Apóstoles»

Creo en Dios, Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.

Creo en el Espíritu Santo,
la santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.

Amén.



Santo

Santo, santo, santo es el Señor, Dios del universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosana en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosana en el cielo.



Cordero

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
danos la paz.



Comunión espiritual

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Pero como ahora no puedo recibirte sacramentado, ven espiritualmente a mi corazón.
(Pausa de adoración)
Como si ya te hubiese recibido, te abrazo y me uno todo a Ti. No permitas, Señor, que jamás me separe de Ti. Amén.




ARTÍCULOS DE LA SEMANA


Unos 1.000 jóvenes austriacos y cientos de otros países de Europa se encontraron en el «Mladifest» de Medjugorje
El Festival Internacional de la Juventud de Medjugorje («Mladifest») se celebra cada año del 1 al 6 de agosto, este año por 33ª vez. Catequesis, testimonios y un programa intensivo de oración por las tardes determinan el programa.
Seguir leyendo


Santa Sede sobre balance económico 2021: de 33 millones de euros previstos en déficit logra quedar en 3 millones
“La misión del Papa no está suficientemente financiada”, dice el prefecto del Dicasterio para la Economía de la Santa Sede.
Seguir leyendo


¿Qué celebramos el día de la Asunción de la Virgen María?
La Iglesia Católica celebra el día 15 de agosto La Asunción de la Virgen María.
Seguir leyendo


Papa Francisco pide a evangelizadores digitales anunciar la misericordia y ternura de Dios
En un videomensaje, el Papa Francisco pidió a los participantes del encuentro internacional de evangelizadores digitales “Hechos 29”, realizado este fin de semana en Monterrey (México), que anuncien la misericordia y la ternura de Dios en los lugares más lejanos.
Seguir leyendo


La vejez, un tiempo proyectado hacia la plenitud: última catequesis del Papa sobre la vejez
“La vejez es la fase de la vida más adecuada para difundir la alegre noticia de que la vida es una iniciación a una realización final. Los antiguos son una promesa, un testimonio de promesa. Y lo mejor está por llegar. Lo mejor está por venir”, ha dicho el Papa.
Seguir leyendo


4 profecías de San Pablo VI sobre los anticonceptivos que ya se han cumplido
El P. Francisco Javier “Patxi” Bronchalo, sacerdote de la diócesis española de Getafe, explicó cuatro profecías que hizo el Papa San Pablo VI en su encíclica Humanae vitae, que se publicó en julio de 1968.
Seguir leyendo


7 peligros para los católicos por la falta de formación
El P. Eduardo Hayen Cuarón, director del semanario Presencia de la Diócesis mexicana de Ciudad Juárez, alertó sobre 7 peligros para los católicos a causa de la falta de formación.
Seguir leyendo


¿Por qué fue más fácil cerrar iglesias por COVID que frenar orgías gay por viruela del mono?
Mientras que en los meses más difíciles de la pandemia de COVID-19, resultó muy fácil cerrar espacios públicos, entre ellos las iglesias católicas, para prevenir el contagio del virus en espacios cerrados, actualmente parece muy difícil para las autoridades políticas y sanitarias frenar las orgías gay para reducir la propagación de la viruela del mono. ¿Por qué?
Seguir leyendo




VÍDEOS DE LA SEMANA



Catequesis en la
Audiencia general del Papa
10 de agosto de 2022



Mensaje del Papa Francisco
a los Evangelizadores Digitales
8 de agosto de 2022



¿De qué se trata la vida eterna?
Rebeca Barba, TDC



Oración para ahuyentar
la tristeza
Hermana Glenda



“Dichoso el servidor”
Lectio de Lucas 12,32-48
(Lectio del domingo anterior)
P. Fidel Oñoro, cjm

Copyright © 2022 Parroquia Cristo Redentor
Urb. El Paraíso, 140 Calle Ganges, San Juan, Puerto Rico 00926
T. 787-946-1999   |   CE. pcr@arqsj.org   |  W. pacrired.org

               

NUESTROS MINISTROS

P. Ángel L. Ciappi, Párroco
T: 787-244-9546
CE: pangelciappi@arqsj.org


P. Ysidro Valero
T: 754-268-9347

Diácono José Báez

NUESTRA VISIÓN
Una familia acogedora donde por la fe, la esperanza y la caridad vivimos la comunión.

NUESTRA MISIÓN
«Alimentarnos de la Palabra para ser servidores de la Palabra» (San Juan Pablo II, NMI 40). Dejarnos «misericordiar» por Dios para ser misioneros de la misericordia (Papa Francisco).

Powered by Wild Apricot Membership Software