Parroquia Cristo Redentor

Blog del párroco

Cree su cuenta gratuita para poder comentar las entradas. Además tendrá acceso a secciones exclusivas y quedará suscrito a nuestros envíos por correo electrónico.


<< First  < Prev   1   2   3   4   5   ...   Next >  Last >> 
  • 2023-01-26 10:36 AM | P. Ángel Ciappi (Administrator)

    Queridos hermanos:

    Bienaventuranza es ese estado de plenitud interior que llamamos felicidad. Al iniciar el Sermón de la montaña Jesús expresa ocho criterios –situaciones o actitudes– para identificar a Dios obrando en una persona, lo que hace a esta persona feliz, bienaventurada. Notemos que la felicidad no proviene de la situación o actitud sino de lo que Dios hace por la persona que está en esa situación o por la persona para permitirle exhibir esa actitud. El seguimiento de Cristo nos va introduciendo en el Reino de Dios, nos lleva a vivir según el perfil que retratan las bienaventuranzas y, como consecuencia, a ser felices. Podemos mirarnos en ellas como en un espejo y ver hasta qué punto hemos colaborado con Dios para permitirle introducirnos en su Reino. La conclusión debe ser un renovado compromiso de colaboración con Dios para que venga más plenamente a nosotros su Reino y como consecuencia seamos muy felices.

    Consejo de la semana: Haz el propósito de dedicar una hora semanal a visitar a un enfermo o envejeciente de tu comunidad que sabes que está solo (o pobremente acompañado). Si necesitas ayuda para identificar uno acude a tu Cáritas parroquial o a un Ministro Extraordinario de la Comunión.

    Gracias por ser parte de nuestra familia de fe. Dios te bendiga abundantemente.

    P. Ángel

  • 2023-01-19 3:51 PM | P. Ángel Ciappi (Administrator)

    Queridos hermanos:

    Convertíos, porque está cerca el Reino de los cielos” anuncia Jesús en su predicación. El Reino de los cielos es el Reino de Dios. Y Dios reina donde se cumple su voluntad, lo que hace posible que Él se manifieste como Amor. Esto es ya una realidad en Jesús, quien no sólo anuncia sino que también encarna el Reino de Dios en su persona. Al igual que pasó por Galilea, por la vida cotidiana de los primeros discípulos –Pedro y Andrés; Santiago y Juan– y personalmente los invitó a seguirle, es decir, a anunciar y encarnar también ellos en sus personas el Reino, así también pasa junto a nosotros, en lo que estamos haciendo cada día –vida familiar, relaciones, ocupaciones, opciones, vida parroquial, alegrías, sufrimientos– invitándonos a convertirnos para dejar que el Reino llegue a nosotros. ¿Cómo pasa Jesús por tu vida? ¿En quienes? ¿En qué situaciones? ¿Con qué exigencias?

    Consejo de la semana: Al comenzar el nuevo año conviene revisar el uso de tu dinero y bienes materiales, que son don de Dios. Mira la proporción que dedicas a tus cosas y gustos y la proporción que empleas como lo haría Cristo: para servir a los demás. Pide ayuda al Señor para hacer ajustes. Revisa la aportación económica a tu parroquia para que sea a menos el valor de una hora de trabajo a la semana (es decir, tu salario semanal dividido entre las horas que trabajas a la semana; si estás retirado divide tu pensión mensual entre 160).

    Gracias por ser parte de nuestra familia de fe. Dios te bendiga abundantemente.

    P. Ángel

  • 2023-01-12 4:36 PM | P. Ángel Ciappi (Administrator)

    Queridos hermanos:

    El verbo “ver” que aparece tres veces en el corto evangelio de hoy no se refiere sólo a la vista física sino a algo más profundo: un mirar a Jesús que conduce a la fe, a fiarse de Él para llegarlo a “conocer”; no en el sentido de saber quien es, sino de tener una experiencia de comunión de vida con Él. Es esta experiencia la que nos permitirá constatar que es verdad lo que dice Juan Bautista de Jesús: es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Esta frase se repite en cada Misa, justo antes de la Comunión, cuando el sacerdote muestra a Jesús Eucaristía. Nuestra experiencia de vida en comunión con Jesús es la que le permite quitar el pecado del mundo, comenzando por el pecado que hay en cada uno de nosotros. No sólo perdonar nuestros pecados, sino también transformarnos para que el pecado vaya desapareciendo de nuestras vidas, de nuestros pensamientos, palabras, obras y omisiones, como decimos en el Acto Penitencial al inicio de cada Misa. La práctica religiosa no es un fin en sí mismo. Lo que busca es abrir cauces para que “viendo” podamos “conocer” de primera mano al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. ¿Es así como vives la Misa, la Confesión, la oración, la adoración?

    Consejo de la semana: Identifica los dones por los que estás más agradecido a Dios. Revisa cuan apegado estás a ellos. Un modo de hacerlo es meditando sobre cómo te sentirías o reaccionarías si Dios retirara ese don o esos dones. Pide al Señor que te ayude.

    Gracias por ser parte de nuestra familia de fe. Dios te bendiga abundantemente.

    P. Ángel

  • 2023-01-05 12:12 PM | P. Ángel Ciappi (Administrator)

    Queridos hermanos:

    El Dios hecho hombre –la Palabra hecha carne– por su infinito amor hacia nosotros se hace verdaderamente hombre con todas las implicaciones que ello conlleva. Aunque no tiene pecado, asume sobre sí las consecuencias de los pecados de la humanidad y comparte la suerte de los seres humanos pecadores. Por eso se somete al bautismo de Juan. Esta escena abre la vida pública de Jesús y anticipa lo que será su culminación: su solidaridad para con nosotros pecadores lo llevará a la muerte en cruz. Para los lectores de su evangelio, Mateo deja claro que aunque Jesús se bautice como los demás, no es un pecador: Dios Padre ratifica que Jesús es su Hijo y envía sobre Él su Espíritu. El amor fiel de Dios manifestado en Jesús –amor que hemos contemplado en estos días de Adviento y Navidad– debe despertar en nosotros un agradecimiento y asombro tales que tomemos la decisión irrevocable de acoger ese amor como don en nuestras vidas, para disfrutarlo y comunicarlo a los demás.

    Consejo de la semana: Hoy concluye el breve tiempo litúrgico de la Navidad y nos encontramos iniciando un nuevo año. De las cosas que has visto en tu oración personal que Dios te pide, toma una o dos, y pon manos a la obra sin dejar pasar un día más. Si no has visto nada claro, te sugiero: (a) adoptar la costumbre de acudir mensualmente al sacramento de la Reconciliación, (b) adoptar la práctica de dedicar al menos treinta minutos semanales a la adoración eucarística, (c) adoptar la práctica de orar diariamente media hora tomando como apoyo las lecturas de la Misa de cada día.

    Gracias por ser parte de nuestra familia de fe. Dios te bendiga abundantemente.

    P. Ángel

  • 2023-01-02 7:01 PM | P. Ángel Ciappi (Administrator)


    Queridos hermanos:

    La Epifanía es una de las fiestas litúrgicas más antiguas, más aún que la misma Navidad. Comenzó a celebrarse en Oriente en el siglo III y en Occidente se la adoptó en el curso del IV. Epifanía, voz griega que a veces se ha usado como nombre de persona, significa "manifestación", pues el Señor se reveló a los paganos en la persona de los magos. Tres misterios se suelen celebrar en esta sola fiesta, por ser tradición antiquísima que sucedieron en una misma fecha aunque no en un mismo año; estos acontecimientos salvíficos son la adoración de los magos, el bautismo de Cristo por Juan y el primer milagro que Jesucristo, por intercesión de su madre, realizó en las bodas de Caná y que, como lo señala el evangelista Juan, fue motivo de que los discípulos creyeran en su Maestro como Dios. Para los occidentales, que aceptaron la fiesta alrededor del año 400, la Epifanía es popularmente el día de los reyes magos. El verdadero rey que debemos contemplar en esta festividad es el pequeño Jesús. La estrella condujo a los magos junto al Niño Divino, al que buscaban para adorarlo. Los magos supieron utilizar sus conocimientos —en su caso, la astronomía de su tiempo— para descubrir al Salvador, prometido por medio de Israel, a todos los hombres. ¿Qué recursos utilizo yo para llegar al encuentro personal con Jesús? ¿Qué me impide reconocer la “estrella” que Dios hace brillar para guiarme? ¿Estoy dispuesto a hallar al Niño en la humildad del “pesebre”?

    Consejo de la semana: Te invito a meditar en el silencio de tu oración personal qué desearías ofrecerle al Niño como regalo este día. Pregúntale también a Jesús qué es lo que Él desea que le regales, que le entregues. No olvides que lo que le niegas a Jesús te lo niegas a ti mismo, y lo que le entregas a Jesús te lo das a ti mismo.

    Gracias por ser parte de nuestra familia de fe. Dios te bendiga abundantemente.

    P. Ángel

  • 2022-12-29 2:26 PM | P. Ángel Ciappi (Administrator)


    Queridos hermanos:

    Al comenzar un nuevo año civil damos gracias a Dios por bendecirnos continuamente: por su fidelidad a pesar de nuestras infidelidades, por su bondad a pesar de nuestra maldad, por su generosidad a pesar de nuestro egoísmo, por su amor a pesar de nuestro desamor. Queremos vivir cada día del nuevo año firmemente apoyados en Dios, la Roca firme, el único que da estabilidad a nuestros vaivenes y fortalece nuestras debilidades permitiéndonos enfrentar el futuro con confianza. Reafirmamos nuestra fe en Aquel que es Señor del tiempo y de la historia: origen, centro y meta de nuestra historia personal y comunitaria; Aquel que con Amor nos conduce al Amor. Al cruzar el umbral de este Año Nuevo, celebramos la Solemnidad de Santa María, Madre de Dios, a quien invocamos justamente como Puerta del Cielo, para que bajo su amparo estos próximos meses –vividos a ejemplo de María en comunión con Dios– sean para nosotros verdadero camino hacia el Cielo. Hoy también la Iglesia celebra la Jornada Mundial por la Paz. Todos queremos un mundo mejor. Todos queremos que Dios nos bendiga y bendiga a los demás. Pero esto solo es posible cuando trabajamos por la paz, no la paz que da el mundo –la que se basa en un equilibrio de egoísmos–, sino la que nos trajo Jesucristo y que se basa en la victoria del amor sobre todo pecado: cuando nuestra vida, como la de Santa María, está alineada con la voluntad de Dios.

    Consejo de la semana: Revisa como vives el momento del Rito de la paz dentro de la Misa. ¿Eres consciente de que no se trata de un saludo sin más –por más cariñoso y genuino que sea– sino de comunicar a los demás la paz de Cristo que el sacerdote nos ha participado (“La paz del Señor esté con ustedes”)? Dar la paz al hermano que está junto a ti en la Misa significa dejar que Cristo reviva su Misterio Pascual en ti, venciendo todo pecado y transformándote según la voluntad de Dios.

    Gracias por ser parte de nuestra familia de fe. Dios te bendiga abundantemente.

    P. Ángel

  • 2022-12-21 5:04 PM | P. Ángel Ciappi (Administrator)


    Queridos hermanos y hermanas:

    En su homilía en la Misa de Nochebuena del año 2020 nos dijo el Papa Francisco: «En Belén, que significa “Casa del Pan”, Dios está en un pesebre, recordándonos que lo necesitamos para vivir, como el pan para comer. Necesitamos dejarnos atravesar por su amor gratuito, incansable, concreto. Cuántas veces en cambio, hambrientos de entretenimiento, éxito y mundanidad, alimentamos nuestras vidas con comidas que no sacian y dejan un vacío dentro. El Señor, por boca del profeta Isaías, se lamenta de que mientras el buey y el asno conocen su pesebre, nosotros, su pueblo, no lo conocemos a Él, fuente de nuestra vida (cf. Is 1,2-3). Es verdad: insaciables de poseer, nos lanzamos a tantos pesebres de vanidad, olvidando el pesebre de Belén. Ese pesebre, pobre en todo y rico de amor, nos enseña que el alimento de la vida es dejarse amar por Dios y amar a los demás. Jesús nos da el ejemplo: Él, el Verbo de Dios, es un infante; no habla, pero da la vida. Nosotros, en cambio, hablamos mucho, pero a menudo somos analfabetos de bondad».

    Que nuestra comunidad parroquial y cada uno de nuestros hogares sea un Belén donde –en cada uno de nosotros– Jesús siga amando y dejándose amar. ¡Feliz Navidad!

    Consejo de la semana: Saca tiempo estos días para visitar con toda tu familia algunos de los nacimientos más hermosos y completos que se montan cada año en San Juan. Aprovecha la oportunidad para meterte en las escenas y orar un rato. Puedes visitar, entre otros: Siervas de María, Calle Fortaleza No. 1, Viejo San Juan y Hogar Santa Teresa Jornet, Carr. 176 Km 3.8, Cupey.

    Gracias por ser parte de nuestra familia de fe. Dios te bendiga abundantemente.

    P. Ángel

  • 2022-12-16 3:03 PM | P. Ángel Ciappi (Administrator)

    Queridos hermanos y hermanas:

    La profecía de Isaías que cita Mateo indica que «la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”». Celebrar la Navidad es acoger a Dios en nosotros, para que también hoy Jesús pueda ser llamado –pueda ser– “Dios-con-nosotros”. El tiempo de Adviento, que ya pronto termina, ha tenido como finalidad trabajar en preparar lugar para Jesús en nuestras personas, para que no sucediera como en Belén, donde tuvo que seguir de largo y nacer en una cueva porque no le dieron cabida en la posada. Acoger a Dios como don es hacernos espacio de su presencia, abriéndonos a su voluntad, acogiendo su Palabra para dejar que nos haga como Él nos ha pensado, de modo que nuestras palabras, criterios, estilos, preferencias, proyectos, etc., sean los de Dios que hemos recibido como don y ahora son nuestros. Ojalá cada uno de nosotros pueda completar con su historia personal la frase con la que comienza el evangelio de hoy: «El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera…».

    Consejo de la semana: Haz el propósito de acudir a la Misa cada domingo al menos 15 minutos antes de que comience para hacer una visita al Santísimo Sacramento frente al sagrario en nuestra Capilla. Comienza hoy mismo.

    Gracias por ser parte de nuestra familia de fe. Dios te bendiga abundantemente.

    P. Ángel

  • 2022-12-08 4:27 PM | P. Ángel Ciappi (Administrator)

    Queridos hermanos y hermanas:

    Jesús hace un elogio sin comparación de Juan Bautista: lo llama el mayor de los nacidos de mujer, es decir, el mayor de los hombres. Desde el punto de vista humano es así porque no cabe mayor grandeza para un hombre que preparar la llegada y presentar al Hijo de Dios en persona. Sin embargo, Jesús aclara que «el más pequeño en el Reino de los cielos es más grande que él». Toda grandeza humana resulta insignificante comparada con la grandeza de lo que Dios hace en y por medio de los que acogen su Reino, buscando siempre en y todo, Su voluntad. Está claro que Juan Bautista, además de su grandeza humana, es también grande en el Reino, pues su vida y misión son acogida de Dios y su voluntad sobre él desde el momento en que salta en el seno de su madre Isabel, que recibe el Espíritu Santo al visitarla Santa María. ¿Qué grandeza estoy buscando en mi vida, la que proviene de lo que yo puedo hacer o la que proviene de lo que Dios puede hacer en mí si se lo permito?

    Consejo de la semana: Uno de los pilares de la corresponsabilidad es la formación. El discípulo cristiano sabe que debe dedicar algunas horas semanales al estudio para poder vivir plenamente su fe y dar razón de ella a los demás. ¿Por qué no participar del Círculo Bíblico semanal que se ofrece en nuestra parroquia? ¿Y del Taller de Oración y Vida o del Taller bíblico financiero Compass la próxima vez que se ofrezcan en la parroquia? En cualquier caso, comienza estudiando por tu cuenta el Catecismo de la Iglesia Católica al menos dos horas semanales. Si tienes dudas, habla con un sacerdote.

    Gracias por ser parte de nuestra familia de fe. Dios te bendiga abundantemente.

    P. Ángel

  • 2022-12-01 7:15 PM | P. Ángel Ciappi (Administrator)

    Queridos hermanos y hermanas:

    El domingo pasado se nos llamaba la atención recordándonos que es asunto de vida o muerte estar vigilantes ante la venida de Jesucristo. Hoy se nos indica en qué consiste la vigilancia –es una conversión– y se ofrece el criterio –los frutos– para saber si estamos vigilantes o no. Convertirse se entiende como un cambiar de mentalidad según el pensamiento griego y como un cambiar de ruta según el pensamiento del Antiguo Testamento. En cualquier caso se trata de ir acogiendo a Dios en nuestra vida, día a día, dejando que nos regale su forma de ver y entender las cosas, lo que tendrá como consecuencia que cambiemos nuestra forma de actuar. Ya no pensaremos, hablaremos y actuaremos como los que no conocen a Dios –o los que viven como si Dios no existiera– sino como los que viven «por Cristo, con Él y en Él». Estos son los frutos de conversión que Juan Bautista nos pide. ¿Has tomado ya la decisión de estar vigilante? ¿Has visto algún fruto?

    Consejo de la semana: Haz el propósito de participar este Adviento en un retiro, aunque sea de medio día. Revisa hoy mismo las opciones, escoge el retiro y separa la fecha en tu calendario. No olvides prepararte con mucha oración y silencio, buscando escuchar lo que Dios quiere decirte.

    Gracias por ser parte de nuestra familia de fe. Dios te bendiga abundantemente.

    P. Ángel

<< First  < Prev   1   2   3   4   5   ...   Next >  Last >> 
Enlaces


Copyright © 2023 Parroquia Cristo Redentor
Urb. El Paraíso, 140 Calle Ganges, San Juan, Puerto Rico 00926
T. 787-946-1999   |   CE. pcr@arqsj.org

               

Powered by Wild Apricot Membership Software